Una visita a los 30 estadios de la MLB

Uno de los grandes sueños de todo aficionado al béisbol es el de visitar el estadio de su equipo favorito. Hoy voy a dar un paso más allá y voy a estudiar la posibilidad de visitar los 30 ballpark de la MLB en poco más de un mes.

El PNC Park, hogar de los Pittsburgh Pirates

Como la colaboración que tenía con el Diario As para escribir en su sección digital de béisbol ha finalizado ya, voy a aprovechar para retomar los artículos del blog con algo más de asiduidad y voy a empezar con este que me quedó pendiente y que en principio estaba destinado para el AS pero que ahora usaré en este sitio. Además es una especie de chaladura mental que se me ha ocurrido y puede que a algunos os parezca más una ilusión de un crío pequeño imposible de realizar… ¿o quizás no? Juzgad vosotros mismos.

¿Quién no ha soñado alguna vez con visitar el estadio del equipo de sus sueños? Muchos aficionados hacen coincidir un viaje de turismo a la Gran Manzana para ver un partido de los Yankees o de los Mets (o de los dos), o una visita a Nueva Inglaterra para acudir al viejo Fenway Park, o incluso acortar un paseo por Hollywood Boulevard para pasar unas horas en el Dodger Stadium… todo aficionado al béisbol que tiene ocasión de viajar a los Estados Unidos se organiza de una u otra forma para disfrutar de un partido en directo.

Mapa del viaje realizado por la familia Delich

Os voy a proponer aquí algo aún mucho mas atrevido, visitar los treinta estadios de la MLB en un maratoniano viaje que sin duda haría las delicias de cualquier buen aficionado. Eso sí, hay que disponer de poco más de mes y medio libre para poder organizar los viajes y las estancias, así como tener una billetera o unos ahorros suficientes para costearse los gastos que una excursión así genera. Pero hacerlo realidad sí que es posible, como hizo la familia Delich al completo (abuelo, padre e hijo), grandes aficionados al béisbol que desde Ottawa se lanzaron a la aventura de recorrer todo Norteamérica en busca de cumplir su sueño. Además nos dejaron sus andanzas en un blog cuya lectura os recomiendo si queréis saber un poco más de cada uno de los estadios de la MLB.

La idea no es nueva, de hecho hay empresas en Estados Unidos que ofrecen la posibilidad de realizar tours en diferentes fechas y en diferentes zonas para poder combinar partidos de equipos relativamente cercanos, como los que ofrecen las empresas ballparksofbaseball.com o triplecrowntravel.com, esta última incluyendo en alguna de sus ofertas una visita a Copperstown para ver el Salón de la Fama del béisbol.

El Yankee Stadium, muy visitado por muchos de los turistas que cada año acuden a Nueva York

Pero si ver sólo cuatro o cinco partidos se nos queda corto, tenemos la posibilidad de realizar un viaje por nuestra cuenta en tan sólo un mes para poder ver todos los estadios en el menor tiempo posible. Para ello tenemos esta página en la que simplemente introduciendo la ciudad en la que queremos iniciar nuestro viaje y la fecha deseada nos realiza un cálculo de la ruta a seguir para conseguir nuestro objetivo. Eso sí, básicamente nos tendremos que pasar el mes completo de avión en avión ya que en muchas ocasiones hay que ir cruzando el país de lado a lado para conseguir optimizar el viaje en tan sólo treinta días.

Pero mi intención ha sido la de dar un paso más en esta idea y aquí os propongo un itinerario de algo más de mes y medio en el que vamos a viajar en automóvil por todo Estados Unidos, haciendo cerca de 17.000 kilómetros (según las distancias ofrecidas por Google Maps entre la zona centro de cada ciudad) y disfrutando al menos de un partido de cada uno de los equipos de la MLB. La entrada la hemos previsto por Nueva York en una fecha en la que podamos ver a los dos equipos de la ciudad sin tener que desplazarnos, también tendremos tiempo de pasar por Cooperstown para ver el Salón de la Fama, nos moveremos por la zona norte para después desplazarnos poco a poco hacia el Pacífico, realizando el camino de vuelta por la zona sur del país y cerrando nuestro viaje en la soleada Miami, a tiempo para disfrutar del espectáculo del All Star. Habrá días de descanso en medio del viaje que se podrán utilizar para hacer algo de turismo por la ciudad en la que recalemos, aunque también hay que contar con que algunos traslados van a ser muy largos y se ha previsto realizarlos en dos etapas.

El presupuesto aproximado de esta aventura se ha estimado en algo más de 13.500 euros aunque, como siempre, esta cantidad podrá variar dependiendo de las comodidades que queramos tener y de los gastos extra que realicemos, sobre todo en el merchandising de cada equipo, en donde seguro que más de uno tirará de tarjeta de crédito para hacerse con esa camiseta o ese souvenir irresistible de su equipo favorito.

Evidentemente esta es una idea que quizás alguno pueda o no llevar a cabo. Yo os dejo aquí la propuesta y ya es tarea del que la haga efectiva el informarnos de la experiencia. Y si no es posible hacerla por las razones que sean, al menos siempre nos quedará la opción de imaginar el viaje de nuestros sueños y desear que algún día este pueda hacerse realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.